Salir a Comer

Gonzalo Jurado lleva al centro su Tradevo

Si hay una plaza en Sevilla que tenga vida y afluencia esa es, sin duda, la de la Cuesta del Rosario. Su conexión con el resto del casco antiguo y el amplio espacio del que dispone para disfrutar del aire libre la convierten un lugar ideal en el que pararse a picar algo. Si a todo eso se suma la apertura de un nuevo Tradevo, el atractivo de esta plaza aumenta de manera significativa. Con dos restaurantes más, Tradevo Nervión (plaza Pintor Amalio García del Moral, 2) y Tradevo Mar (c/ Juan de Mata Carriazo, 6), Tradevo Cuesta del Rosario se suma a la oferta gastronómica que el chef Gonzalo Jurado tiene preparada para Sevilla. Formado en la Escuela de Hostelería de Sevilla, con un currículum en el que aparecen nombres como El Bulli o el restaurante Hospes Hotel Palacio de los Patos, y después de haber pasado por las cocina de medio mundo, Gonzalo Jurado parte de la misma filosofía en sus tres restaurantes: aúnar en sus platos tradición e innovación. Por eso en los platos de su carta se le da mucha importancia al producto en sí, el cual siempre se intenta que sea de temporada. Pero también parte de la idea de introducir platos nuevos o fuera de carta con mucha frecuencia, así se siente revitalizado en materia culinaria y ofrece a sus clientes una carta en constante renovación.

Con Alejandro Coutelier como chef responsable en Tradevo Cuesta del Rosario, este espacio ofrece una carta diferente con respecto a los otros dos restaurantes. En el de la Cuesta del Rosario los platos son más elaborados, buscando ofrecer siempre productos de temporada, y la selección de vinos y quesos es más amplia. Aunque hay dos tapas que no pueden faltar en este nuevo Tradevo (ni en ningún otro):las sardinas marinadas y los boquerones al limón. En esta nueva carta se pueden encontrar también tratamiento de ceviche con gamba roja, salmorejo de aguacate, maíz cancha y gel de tomate, ortiguillas de Cádiz fritas en harina de arroz, sashimi de pescado de temporada con vinagreta de yuzu, ravioli casero de pasta fresca relleno de rabo estofado o bacalao confitado con emulsión de ajo, patata y queso Idiazabal y jugo de la piel con jerez dulce, entre otros. Un aspecto a destacar es que Gonzalo Jurado intenta que algunos platos estén presentes en las tres cartas para que así el cliente vea que tanto el producto como la elaboración es la misma, aunque sea un personal distinto en cada uno de los espacios. En cuanto a la carta de quesos, el chef ha querido darle mucha importancia a este producto en su restaurante. Con un apartado en el que se incluye únicamente este alimento, en Tradevo quieren ofrecer nueve tipos de quesos distintos y continuar ofreciéndolos como tapas saladas y como postre. Dentro de ellos, de los postres, no sólo se ofrecen quesos, en Tradevo cuentan con tartas artesanales que también varían en función de la estación del año.

En lo referente al vino, en Tradevo apuestan por que haya una buena relación entre calidad y precio, además de haber ampliado su carta con respecto a los otros dos restaurantes, haber apostado por el vino nacional y haber incluido en su carta vinos de alta gama. En cuanto al horario, en Tradevo Cuesta del Rosario no cierran ningún día del año y tienen abierta la cacina de 13:15 a 16:30 y de 21:00 a 23:30. A la hora de hacer reservas, sólo se pueden hacer de lunes a jueves, hay que llamar al teléfono 854 807 424. En constante renovación, Gonzalo Jurado está a punto de incluir entre cuatro y cinco platos nuevos a las cartas de Tradevo de Mar y Tradevo Nervión. La carta del de la Cuesta del Rosario tendrá que esperar a octubre y las setas para que llegue ese cambio. Como sello indiscutible, sus famosas pizarras en las que aparecen escritas las tapas, a lo que se suma una amplia terraza que ocupa práticamente toda la plaza y que se ha convertido en un reclamo para ciudadanos y turistas.

Cuesta del Rosario

Comparte esta entrada:
Gonzalo Jurado lleva al centro su Tradevo Revisado por on 04/07/2016 .

Si hay una plaza en Sevilla que tenga vida y afluencia esa es, sin duda, la de la Cuesta del Rosario. Su conexión con el resto del casco antiguo y el amplio espacio del que dispone para disfrutar del aire libre la convierten un lugar ideal en el que pararse a picar algo. Si a

2 COMENTARIOS

RESPONDER

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están señalados ( obligatorio )