Salir a Comer

México está en la Alameda

 

A la hora de establecer puentes entre dos culturas la gastronomía es la mejor apuesta. Porque, si a una persona se la conquista por el estómago, una unión entre civilizaciones se consolida a través del paladar. Así, México y España se dan la mano gracias a la cocina del primero y a la inquietud culinaria del segundo. La mejor forma para comprobarlo es acudir al restaurante Mano de Santo. Ubicado en la Alameda de Hércules, este espacio se presenta como una taquería mexicana tradicional donde los platos y la forma de cocinarlos transportan de un sólo bocado al otro lado del charco.

Regentado por David Pareja, Mano de Santo es un restaurante que huye del concepto tex mex. “Siempre he estado vinculado al mundo de la música, algo que me ha llevado a hacer muchos viajes. En uno de ellos descubrí la cultura latinoamericana y me enamoré de ella. Entonces caí en la cuenta de que en Sevilla no se había desarrollado el concepto de taquería y me decidí a montar Mano de Santo”, señala el propietario. Así fue como nació su restaurante, que emula a las taquerías mexicanas y aúna el estilo informal de estas con unos detalles muy cuidados. Algo que se aprecia en la decoración del establecimiento, que simula a una foodtrack.

En cuanto a la cocina, David Pareja considera que la que ellos desarrollan es bastante purista. “La gente busca la autenticidad en la gastronomía, por eso nosotros nos basamos en el sabor de allí y en su forma de cocinar. Hemos creado una red de productos mexicanos para que lo que ofrezcamos en el restaurante sea exactamente igual que allí”, apunta Pareja. Para lograrlo cuentan en su cocina con Edgardo M. Nieto como chef responsable. Nieto elabora los platos de la carta –en la que no sólo hay tacos– de la misma forma que en México y dándole mucha importancia al producto y apostando siempre por el sabor. En su cocina los pilares son tres: el maíz, el chile y el agave (planta de la que salen las bebidas más típicas de México). Así, entre sus platos destacan el aguachile (un plato típico mexicano que se elabora con pescado y es muy refrescante), el ceviche, la tostada de atún, la cochinita pibil en taco, los tamales y enchiladas. Algo que distingue a Mano de Santo es que aderezan algunos platos con mole madre, una salsa con más de treinta ingredientes y especias que se va reutilizando sin que pierda el sabor, las propiedades o la calidad (como la masa madre de los bizcochos).

La coctelería también es otro punto fuerte en Mano de Santo. Con Antonio Naranjo como bartender, este restaurante aglutina todas las bebidas espirituosas del vecino continente, centrándose en México, como es de esperar. En cuanto a la elaboración de los cócteles, dan especial importancia a la producción propia, para que cada bebida tenga un punto personal y no sea solamente mezclar los ingredientes. Como puente entre la cocina y la barra, los cócteles se pueden degustar como aperitivo, durante la comida o en el postre.

Este pequeño rinconcito de México no sólo le da importancia a la gastronomía, también a los eventos culturales y musicales. Por eso, durante este fin de semana se suma al festival Monkey Week y acoge los conciertos de Lie Radio, Jade Tansa, Skinnybone Love y Esteban Bove (hoy a partir de las 14:00) y el Puto Amo (mañana a partir de las 14:00).

Más Alameda de Hércules, 90. taqueriamanodesanto.es

Comparte esta entrada:
México está en la Alameda Revisado por on 12/10/2017 .

  A la hora de establecer puentes entre dos culturas la gastronomía es la mejor apuesta. Porque, si a una persona se la conquista por el estómago, una unión entre civilizaciones se consolida a través del paladar. Así, México y España se dan la mano gracias a la cocina del primero y a la inquietud

RESPONDER

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están señalados ( obligatorio )