Salir a Comer

La historia de Sevilla a través del paladar

El interior del restaurante Ispal.

 

Tantas civilizaciones han pasado por Sevilla, que no es de extrañar que ésta tenga varios nombre. Aunque el más popular es Híspalis, a finales del siglo VIII a. C. Sevilla recibía el nombre de Ispal, que significa tierra llana. Con la idea de ofrecer una gastronomía que sea un viaje cultural por lo mejor de la provincia, el Grupo La Raza acaba de abrir un nuevo restaurante bajo ese nombre. De la mano del chef ejecutivo del grupo, Antonio Bort, Ispal ofrece un nuevo concepto culinario en el que el producto principal de cada plato proviene de la provincia.

Ubicado en la Plaza de San Sebastián, 1, este restaurante cuenta con una decoración clásica, donde predominan los tonos neutros combinados con los verdes, que se complementan con una vegetación tanto interior como exterior. Se trata de un espacio en el que se juega con la combinación de tradición y actualidad. Además, este espacio dispone de tres estancias diferenciadas para crear diferentes climas. Por un lado, disponen de una sala centra, con capacidad para 35 comensales, por otra, cuentan con una terraza, perfecta para los amantes del aire libre, y por último, tienen una zona VIP para 15 comensales en mesa imperial.

Tras un intenso trabajo con la antropóloga Isabel González Turmo, profesora de la Universidad de Sevilla y vicepresidenta mundial de la International Commission on the Anthropology of Food, junto a Antonio Bort y a Pedro Sánchez-Cuerda, director general de Grupo La Raza, se han recuperado recetas históricas de la gastronomía de Sevilla, que se habían perdido, y se han adaptado a la actualidad. Para el concepto Ispal han querido contar con productores sevillanos, en su mayoría artesanos que realizan un producto cuidado y de máxima calidad. El concepto KM0 llevado a su máxima expresión. Con esto, además, se mantienen y recuperan especies de las que de otro modo no se podría disfrutar.
En la carta de Ispal cuentan con un apartado en el que aparecen platos típicos de la provincia para adentrarse en la gastronomía regional y conocer bocado a bocado la historia de cada localidad. Además, disponen de un menú degustación en el que el chef da rienda suelta a su creatividad para, a través de once platos, ofrecer una experiencia gastronómica diferente.

Además, de la mano del sumiller Rafael Bellido han creado una carta de vinos andaluces, además de los vinos de la provincia. Para complementar la oferta de bebidas, disponen también con una carta de cócteles que en su totalidad llevan como base vinos andaluces.
Entre sus platos destacan la ensaladilla del siglo XIX; jamón ibérico de bellota de Alanís de la Sierra, regañá suflada, manzanilla de Sanlúcar y agua de tomate de tomate; lubina de esteros de Isla Mayor con su jugo del menudo y quinoa de Los Palacios suflada; albur de Coria del Río en tres pasos y torrija templada caramelizada con toffee de Pedro Ximénez cream, helado de azahar e incienso.

Más Reservas en el 955 547 127 o en reservas@restauranteispal.com. Horario: De 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:00. Cerrado domingos noche y lunes.

La historia de Sevilla a través del paladar Revisado por on 22/06/2017 .

  Tantas civilizaciones han pasado por Sevilla, que no es de extrañar que ésta tenga varios nombre. Aunque el más popular es Híspalis, a finales del siglo VIII a. C. Sevilla recibía el nombre de Ispal, que significa tierra llana. Con la idea de ofrecer una gastronomía que sea un viaje cultural por lo mejor

RESPONDER

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están señalados ( obligatorio )