Salir a Comer

Un viaje a los años 50 por el Día del Padre

 

El Día del Padre es un día en el que reunirse en torno a la mesa para disfrutar de un buen momento en familia. La propuesta gastronómica de Tommy Mel’s, así como sus restaurantes ambientados en los años 50, son ideales para pasar una jornada en familia saboreando las mejores recetas americanas.

En esta ocasión, Tommy Mel’s apuesta firmemente por sus American Ribs: costillas elaboradas mediante un proceso artesanal de macerado y doble acción, que proporcionan a la carne más sabor y una textura muy tierna. Existen tres tipos: las Texas BBQ Ribs (glaseadas en salsa barbacoa), las Tennessee Ribs (glaseadas en salsa Bourbon) y las California Ribs (glaseadas en salsa de chili dulce). Todas ellas se pueden degustar en dos formatos, medio costillar o el costillar entero. El entrecot también es uno de los platos estrella de la carta: 300 gramos de lomo bajo de buey, certificado y con más de 45 días de maduración. Unos platos abundantes para un día tan especial como el Día del Padre.

Aquellos que prefieran platos elaborados con otras carnes como el pollo, en Tommy Mel’s podrán disfrutar de recetas americanas exclusivas como los Chicken & Waffles, jugoso gofre con tres solomillos de pollo crujiente. Además, el restaurante cuenta con una carta infantil con siete opciones para que los más pequeños disfruten del auténtico sabor Tommy: desde hamburguesa, hasta espaguetis con salsa napolitana y queso parmesano. Sin duda, una muestra de la comida casera americana más auténtica.
Más allá de sus platos, Tommy Mel’s es un restaurante ideal para ir en familia. Su decoración y ambientación en la América de los años 50 lo convierte en un escenario único para que los padres disfruten de una comida con los más pequeños de la casa. En definitiva un plan único para pasar el Día del Padre más sabroso.

Con una imagen cuidada hasta el más mínimo detalle, Tommy Mel’s representa un concepto divertido y original, con una filosofía basada al 100% en el casual food dentro de la restauración americana. Como resultado, los clientes viven una experiencia diferente, dinámica y divertida en el restaurante, donde disfrutan, además de la comida, de un ambiente especial y una decoración y música que transmite el espíritu alegre de los años 50.

Más C/ Rico Cejudo

Comparte esta entrada:
Un viaje a los años 50 por el Día del Padre Revisado por on 16/03/2017 .

  El Día del Padre es un día en el que reunirse en torno a la mesa para disfrutar de un buen momento en familia. La propuesta gastronómica de Tommy Mel’s, así como sus restaurantes ambientados en los años 50, son ideales para pasar una jornada en familia saboreando las mejores recetas americanas. En esta

RESPONDER

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están señalados ( obligatorio )